México ¿Cómo vamos?
Expertos
Conoce a nuestros expertos
Los expertos opinan
 
05 de Julio del 2018
Dados los resultados de las elecciones llevadas a cabo el 1° de julio, ¿cuáles propuestas de campaña en materia económica crees que serán cumplidas por la próxima administración federal? Dado esto, ¿qué le espera al panorama económico de México para los próximos años?
 
Luis de la Calle
Opinión
La pregunta clave es si el nuevo gobierno logrará el ajuste en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) de suficiente magnitud para dar cabida a mayor gasto social y mayor inversión. Los recortes del PEF son necesarios si se hacen de manera correcta. El presente gobierno falló estrepitosamente cuando quiso hacer un presupuesto base cero; ahora hay una oportunidad de hacerlo bien. Sin embargo, recortes efectistas o publicitarios pueden tener como resultado una pérdida en la eficacia de ejecución del gobierno y terminar siendo contraproducentes.
Fausto Hernández Trillo
Opinión
Creo que es muy pronto para poder opinar sobre esto. Hay que esperar. El propio candidato ganador mencionó que de aquí a septiembre trabajarán en ello, así que no me considero capacitado para opinar.
Gerardo de la Peña H.
Opinión
Espero un panorama complicado a nivel internacional, lo anterior debido principalmente a la posición de EUA respecto al comercio mundial. Respecto a las propuesta de campaña en materia económica, espero que el ahora "Presidente Electo" sea congruente con el discurso realizado el día de ayer, donde habló de entres otros temas de: disciplina fiscal, mayor inversión pública, menor gasto corriente, un fortalecimiento al mercado interno, respeto a la autonomía de BANXICO.
Isaac Katz
Opinión
La principal restricción lo constituye la situación de las finanzas públicas. Las promesas de mayor gasto social se enfrentan a una restricción presupuestal relativamente dura por lo que no hay mucho margen de maniobra.
La apuesta es ahorrar 500 mil millones de combate a la corrupción pero esta es una cifra inventada y la otra es una reingeniería del gasto por otros 200 mil millones, la cual se puede lograr pero en el corto plazo es difícil por la inercia del gasto y de que una parte significativa del presupuesto como pensiones, sueldos y servicio de la deuda está comprometido.
Cabe notar que solo dos programas (becas para aprendices y pensión universal representan un costo fiscal de 240 mil millones, lo cual se ve muy complicado financiar.
En algún momento habrá que evaluar una reforma tributaria que fortalezca estructuralmente las finanzas públicas y genere los incentivos alineados con el objetivo de mayor crecimiento económico.
Jonathan Heath
Opinión
Creo que la mayoría de los amlofóbicos va a quedar sorprendido al ver que el próximo presidente no va ser un peligro para México. Va ser fiscalmente conservador y buscará mantener los equilibrios macroeconómicos. Realizará muchos recortes, especialmente en programas obsoletas e ineficientes. Empezaremos el primer año lento en lo que el gobierno se echa andar y el sector privado espera para ver si habrá nuevas reglas. A partir del segundo año es factible observar crecimiento por arriba de 3 por ciento.
Juan Ignacio Gil - Antón
Opinión
Creo que van a intentar cumplir a como de lugar los ofrecimientos de dinero a mayores y a jóvenes ya que fue muy evidente en el discurso de campaña. La reasignación de gasto será también algo en lo que exista mucho interés y habrá que ver qué tanto se pueden mover en ese tema. La disminución del IVA en la frontera también buscarán que se vea pronto.
Creo que el panorama económico para el país no es muy alentador, este tipo de gobiernos requieren mucho gasto y no parece sencillo financiar los proyectos.
Magdalena Barba
Opinión
Una de mis grandes inquietudes es el déficit fiscal. Me preocupa que las promesas de aumento en la ayuda a los adultos mayores, ayuda a los jóvenes, aumento en el precio de la gasolina únicamente para mantener el precio en términos reales y no de acuerdo al incremento al precio de los factores de la producción a nivel internacional o bien al precio internacional de esta, se traduzcan en mayores subsidios y aunado con la promesa de no aumentar los impuestos nos lleve a un déficit mayor el cual tendría efectos importantes sobre la economía mexicana.
Manuel Molano
Opinión
Es demasiado pronto para saber. El anuncio de responsabilidad fiscal y autonomía del banco central me parece muy relevante y útil.
Rodrigo García Verdú
Opinión
Lo más probable es que se cumplan gradualmente las promesas relacionadas a los programas sociales ? el aumento del monto de la pensión no contributiva para adultos mayores y la introducción de un nuevo programa de pasantías para jóvenes que ni estudian ni trabajan. Para crear el espacio fiscal será necesario reasignar gasto público a través de cancelar programas existentes de baja efectividad (CONEVAL ofrece una excelente guía para ello). Yo esperaría que no se intentase fijar el precio de los energéticos (gasolina, diésel y electricidad) en términos reales. Si se hace se corre el riesgo de generar una reacción negativa del mercado (depreciación del tipo de cambio, caída en el precio de los activos, aumento del riesgo país). Debe partirse de reconocer que el precio del petróleo y sus derivados se determina en el mercado internacional, por lo que no puede garantizarse mantener los precios internos constantes en términos reales sin potencialmente incurrir en subsidios. Dichos subsidios dificultarían o impedirían el cumplimiento de una o varias de las otras promesas de campaña, como financiar los programas sociales anteriormente descritos o la promesa de no aumentar la deuda pública.

El panorama económico que enfrentar la administración es complicado. Además de la incertidumbre en torno a la renegociación del TLCAN, el entorno externo se caracteriza por desarrollos que operan en dirección opuesta: (i) el aumento esperado en las tasas de interés internacionales y la amenaza de guerras comerciales (p. ej., la amenaza de que EE.UU. pudiera salirse de la OMC), las cuales tenderán a reducir la inversión y el crecimiento; (ii) la aceleración esperada de la tasa de crecimiento en EE.UU. en el corto plazo y el aumento del precio del petróleo, los cuales ayudarán a contrarrestar el efecto de (i). En cuanto a los desarrollos internos, el aumento en la proporción del gasto público total destinado al pago de pensiones y de intereses implicará una reducción en el gasto discrecional, lo cual complicará cada vez más las promesas de financiar nuevos programas y de no aumentar impuestos ni deuda pública.
Félix Vélez Fernández Varela
Opinión
Si en el nuevo gobierno buscan cumplir con los compromisos de gasto público adicional (mayores pensiones no contributivas, pago a NINIS, precios de garantía, etc.) no se podrá cumplir con su oferta de no elevar la deuda pública y que no haya déficit gubernamental.
Es factible gastar más en esos rubros pero inconveniente. Es muy difícil equilibrar las finanzas públicas y menos gastando más, pero ese sí es un objetivo deseable.

Queremos saber más de ti y tu opinión sobre México, ¿Cómo Vamos?

 

Escríbenos a contacto@mexicocomovamos.mx

 

Conoce aquí nuestro aviso de privacidad.